Mascarilla Ácido Salicílico Casera


Mascarilla para una piel renovada y tersa

El ácido salicílico procede de la corteza del sauce y se usa como ingrediente principal en muchos productos para la piel. Se comercializa como BHA o betahidroxiácido. Se encuentra en los tratamientos anti acné, como secante de los granos y antiinflamatorio. Demuestra ser más efectivo incluso que los alfahidroxiácidos.

Esta exfoliante funciona porque regula el proceso de descamación anormal. Elimina esa capa de piel o células inertes y hace que se reduzca la producción de sebo, ayudando a controlar el acné. Además penetra en el folículo desincrustándolo, por lo que los poros se hacen menos visibles. Favorece la renovación de la dermis, alisa las pequeñas arrugas y mejora la coloración. La piel se ve más tersa, limpia y radiante.

No es difícil adquirir productos con este componente para la higiene de la piel, pero si quieres un sustituto efectivo y económico, en el botiquín de casa tienes la solución.

Receta de mascarilla casera de ácido acetilsalicílico:

  • 6 aspirinas machacadas
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de aloe vera ( si no tienes, sustitúyelo por miel)
  • 2 cucharadas de bicarbonato sódico disueltas en un vaso de agua, que va a actuar como neutralizante.
  • Alcohol para limpiar bien la piel antes de aplicar la mascarilla que vamos a elaborar. Si lo prefieres puedes usar vinagre de manzana diluido en agua en una proporción de 1:1.
  • Crema rica en emolientes que nos hidrate la piel. En este caso yo utilizo aceite de coco orgánico, por sus maravillosas propiedades.

Jugo de Limón

Elaboración

En un bol disuelve las dos cucharadas de bicarbonato sódico en 200 ml de agua. Revuelve bien y reserva hasta el momento de utilizarla, que es para retirar la mascarilla. Puedes prepararla con agua fría y meterla en la nevera hasta el momento de su utilización.

En otro bol vierte las dos cucharadas de jugo de limón, la cucharada de aloe vera o miel, lo que tengas o prefieras, y las aspirinas previamente machacadas. Para machacarlas puedes utilizar una cuchara, por la parte convexa. Debe quedar como una pasta. Bueno, ¿ya estamos listos?. Pues ahora llega la parte divertida:

Utilización

Partimos con la piel limpia, sin maquillaje ni cremas. Pero ahora vamos a desengrasarla un poco más para que la mascarilla penetre antes y mejor.

Toma un disco de algodón y vierte alcohol del que tendrás en tu botiquín. Si lo prefieres, utiliza vinagre de manzana diluido en agua, de hecho es mejor opción que el alcohol. El vinagre de manzana aporta beneficios a la piel. Limpia tu rostro como si fuera el tónico: sin frotar, con pequeños golpecitos. Posteriormente aplica la mezcla de aspirinas, jugo de limón y aloe vera o miel que preparaste. Puedes hacerlo con un brocha o simplemente con otro disco de algodón. Empieza en la zona T que es la más grasa. No debes poner esta mascarilla en el contorno de ojos o labios. Tampoco debes frotarla. Luego extiéndela hacia las mejillas, evitando el contorno de ojos y labios. Puedes extenderla al cuello.

También se puede usar en la espalda cuando hay acné, pero eso requerirá la ayuda de otra persona.¡ Un voluntario de confianza, por favor!

La primera vez que la uses observa las sensaciones. No sabes el grado de reacción de tu piel. Vas a notar sensación de calor y es normal. Pero si ves que pasas del calor al ardor, no esperes y retira la mascarilla. Hay pieles muy sensibles que no lo toleran más que unos pocos minutos. En cualquier caso, el tiempo máximo son 10 minutos.

Una vez transcurrido el tiempo establecido, retira cuidadosamente la mascarilla. Para ello usaremos el agua con bicarbonato que preparamos. Utiliza de nuevo los discos de algodón, limpia tu rostro sin frotarlo, muy suavemente. Hazlo varias veces hasta asegurarte de que no queda nada de mascarilla sobre tu piel. Posiblemente una vez que hayas acabado con la solución que preparaste, la piel te pedirá más frescor. Puedes enjuagarte la cara con agua fresca cuanto quieras.

Ahora solo queda hidratar. Utiliza una crema que hidrate muy bien. Me encanta el aceite de coco orgánico. Además tiene propiedades antibacterianas y protectoras.

Puedes hacer este tratamiento dos o tres veces por semana y entre cuatro o seis semanas de duración.Observa bien tu piel durante el proceso. Hazte fotos para que puedas valorar los resultados y la reacción de la piel. Así podrás dosificar tanto la intensidad como los tiempos.

Después de unas semanas, tu piel estará renovada, los poros más pequeños, la piel limpia, más lisa y sin puntos negros.

No te detengas aquí, lee estos consejos extra, que son gratis!!

El aloe vera posee propiedades maravillosas para la piel

El aloe vera posee propiedades maravillosas para la piel

 

IMPORTANTE

  • Si tienes alergia al acido acetil salicílico, NO puedes usar esta mascarilla.
  • Si tienes la piel sensible o muy reactiva, debes hacer una prueba antes de ponerla en todo el rostro.
  • Puedes poner una pequeña cantidad en el cuello y observar si hay reacción. El calor y el enrojecimiento es normal, pero si es excesivo debes retirarla de inmediato.
  • El momento ideal de poner esta mascarilla es por la tarde, cuando ya no tengas que salir de casa.
  • Es muy importante ponerse protección solar SIEMPRE, pero especialmente tras el uso de esta mascarilla. NUNCA debes exponerte al sol inmediatamente después de usar esta mascarilla. 
  • Recuerda: no la pongas NUNCA en la zona del contorno de ojos y labios.
  • Esta mascarilla puedes usarla de dos a tres veces por semana. Depende del estado de tu piel y de como reaccione.
  • En el caso de los hombres, NUNCA deben usarla tras el afeitado.
  • Durante el tiempo que estés utilizando esta mascarilla, la limpieza del rostro será con productos muy suaves. No la frotes.
  • La piel se descamará como efecto del peeling químico. También es normal que salga la suciedad de los poros. NUNCA, NUNCA debes tocar ni extraer puntos blancos o negros. Se secarán y desaparecerán.
  • Deja que la piel haga su trabajo y se renueve.
  • Es normal que se enrojezca durante los primeros días.
  • En el caso de que los puntos negros no te abandonen y toleres bien la mascarilla, puedes aumentar la cantidad de aspirinas.

Espero que te haya sido útil este artículo. Y si lo llevas a cabo, cuéntanos tu experiencia. 

 

Comments

comments

¿Ya te ibas sin suscribirte?

¿Ya te ibas sin suscribirte?

Únete a La Rana y el Trébol

.

Gracias por suscribirte a La Rana y el Trébol. En brevee te llegará un correo de confirmación. 

Deja un comentario